ÍNDICE

    Estos son los mejores purificadores de aire que puedes comprar en México

    ÍNDICE

      No solo el aire que respiramos en la calle está lleno de contaminantes, el de casa también. Esta situación afecta sobre todo a las personas que sufren problemas respiratorios, que tienen que enfrentarse al polvo que se acumula en el ambiente, los ácaros, el polen, el pelo que desprenden las mascotas…

      ¿Cómo se puede solucionar esta problemática y lograr una mayor calidad del aire del interior? La respuesta son los purificadores de aire.

      Conoce los aspectos que debes tener en cuenta para acertar en la elección y la compra de estos dispositivos, que nos permiten respirar un aire más limpio y nos ayudan a evitar enfermedades.

      ¿Qué es un purificador de aire?

      Antes de animarse a comprar un purificador de aire es importante conocer las diferencias con el humidificador. Aunque la función de ambos es modificar el estado del aire en espacios interiores, la diferencia principal es que el humidificador se encarga únicamente de regular la cantidad de humedad en el aire, mientras que el purificador consigue limpiar el ambiente de cualquier estancia de partículas nocivas.

      En resumen, estos equipos limpian el aire, lo absorben y lo hacen pasar a través de distintos filtros en los que quedan capturadas esas partículas contaminantes que a simple vista no se ven.

      Porque, ¿sabías que la contaminación también está en los hogares y limpiarlos a fondo no significa necesariamente tener un aire de mejor calidad? Los productos limpiadores y la vida en casa aumentan las partículas en suspensión dañinas que hay en su interior.

      Los productos de limpieza, los perfumes y ambientadores, insecticidas, el moho debido a la humedad, los ácaros del polvo, las partículas perjudiciales para los humanos y que, según alertan los expertos, hacen que la calidad del aire en ocasiones pueda llegar a ser peor en los hogares que en la calle, a pie de tráfico.

      Por eso, además de medidas como ventilar cada día toda la casa, controlar la humedad que hay y actuar si se detecta moho o no utilizar con demasiada frecuencia ambientadores, se pueden utilizar purificadores, que limpian y purifican el aire que respiramos para brindar una mayor calidad de vida.

      Mejores marcas

      Comprar un purificador de aire puede parecer una tarea sencilla. Sin embargo, existen tantas opciones que escoger el aparato que mejor va con tu hogar y tu estilo de vida puede resultar complicado.

      Por eso, estas recomendaciones de diferentes marcas y modelos mejor posicionados en el ranking de purificadores de aire y con mejor reputación entre los usuarios te puede venir muy bien.

      1 – Dyson

      En opinión de los expertos, los purificadores de aire de la casa fabricante Dyson se encuentran entre los más avanzados. Están diseñados para purificar el aire de la casa de forma inteligente, monitorizando la calidad y reaccionando automáticamente a los cambios del mismo en el ambiente.

      Ver ofertas

      2 – Philips

      Mejor modelo No. 1
      Purificador de Aire Philips Serie 1000 (Purificador AC1213)
      • Captura el 99.97% de las partículas que pasan a través del filtro
      • Ideal para salas pequeñas y medianas
      • Reduce alérgenos, gases y olores
      • Información visual de la calidad del aire

      Philips es desde hace años una de las grandes marcas en el mercado de electrodomésticos para el hogar y las empresas. En el caso de los purificadores de aire, su garantía de calidad no es la excepción. Con una gran variedad de modelos, los equipos de esta empresa combinan de forma inteligente atractivos diseños con alta calidad y buenos precios.

      Ver ofertas

      3 – Rowenta

      SaleMejor modelo No. 1
      Rowenta purificador de Aire Pure Air Genius PU3080U0, ecológico e Inteligente, manejable Desde tu...
      • Filtra hasta el 99.99% de alérgenos y partículas finas, para obtener aire limpio en solo 4 minutos gracias a un sistema de filtración de alto rendimiento
      • 4 niveles de filtración: prefiltro, filtro de carbón activado, filtro true hepa allergy y filtro nanocaptur
      • Cuenta con sensores de contaminación integrados y flujo de aire que se adapta automáticamente
      • Sistema súper inteligente logra detectar automáticamente contaminantes nocivos
      SaleMejor modelo No. 2
      Rowenta Purificador de aire PU3040U0 PURE AIR Nanocaptur+, CADR de 300 m3/h, indicadores de calidad...
      • Destruye permanentemente formaldehidos
      • Libre de alérgenos y partículas finas indeseadas en tan solo 6 minutos
      • Cuenta con cuatro niveles de filtración de alto rendimiento: prefiltro, filtro de carbón activo, filtro Allergy + y filtro NanoCaptur+
      • Sistema inteligente con sensores de partículas y luces indicadoras de calidad de aire y contaminación

      Rowenta es muy conocida por sus diferentes electrodomésticos para el hogar que podemos encontrar en su catálogo. En lo referente a los purificadores de aire, esta casa fabricante es sinónimo de calidad.

      Ver ofertas

      4 – Honeywell

      Mejor modelo No. 1
      Honeywell HPA300 Eliminador de alérgenos de alta eficiencia, 43 m2
      • Ayuda a capturar ciertos gérmenes presentes en el aire
      • Circula el aire de la habitación hasta 5 veces por hora y tiene calificación AHAM CADR de 300 para una habitación de 21' x 22' (6.4 x 6.7 m) o 465 pies cuadrados (43 m2)
      • El prefiltro de carbón activado ayuda a reducir los malos olores
      • Controles electrónicos fáciles de usar con 3 niveles de limpieza del aire más configuración de limpieza turbo y temporizador de 2, 4 y 8 horas

      Los purificadores de aire de Honeywell destacan por su gran eficacia para limpiar el aire, aparte de que es una de las marcas más recomendadas por los alergólogos que lleva más de 20 años en el mercado, manteniéndose a la vanguardia en innovación.

      Ver ofertas

      5 – Levoit

      De los purificadores de aire mencionados en esta lista, la casa fabricante Levoit posee uno de los modelos más pequeños del mercado. Sus equipos cuentan en su mayoría con el famoso filtro True HEPA que normalmente se espera de los purificadores de aire de gama alta. Sus aparatos, aunque son de excelente calidad, son en su mayoría modelos de gama media, mucho más accesibles.

      Ver ofertas.

      Tipos de aparatos según su filtro

      A estas alturas, está claro que el objetivo de este tipo de aparato es limpiar el aire que respiramos al eliminar las partículas nocivas que flotan en él. Y su eficacia depende del filtro empleado en cada modelo.

      Porque lo que el purificador hace es capturar el aire para llevarlo a un sistema de filtros que son los que fijan todo tipo de partículas e impurezas para luego devolver el aire, ya limpio, a la estancia.

      Por eso los filtros son la clave para determinar el mayor o menor grado de limpieza del aire que vamos a obtener y un factor que hay que considerar en el momento de elegir un purificador de aire: si son de alta eficiencia, si deben ser sustituidos de forma periódica, si son lavables… También conviene conocer las distintas tecnologías aplicadas al proceso de purificación del aire.

      Filtros HEPA

      La mayor parte de los purificadores de aire emplean filtros HEPA, siglas de «High Efficiency Particulate Arresting» (detención de partículas de alta eficiencia), consiguiendo atrapar y retener partículas iguales o superiores a 0.3 micras de diámetro con el 99.97 % de efectividad.

      Si en casa vive una persona que es alérgica, este es el tipo de filtro que debe llevar el purificador de aire.

      Pero cuidado: no es lo mismo un filtro HEPA que un filtro «de tipo HEPA». En el segundo caso, se trata de purificadores más baratos pero menos eficientes, ya que los filtros que usan no han sido testados y puede que no cumplan con las normas y estándares de calidad. Acá puedes revisar el catálogo disponible.

      Ionizador

      Este sistema de filtrado es algo más avanzado, ya que ayuda a contrarrestar partículas. Funciona por medio de iones negativos que logran que las partículas tóxicas, por la actuación de un campo electromagnético, caigan al suelo. Dicho de otro modo: ya no están en el aire y, por tanto, no se inhalan. Revisa los modelos en este enlace.

      Carbón activo

      Si además de limpiar el aire de bacterias (dejando solo las partículas más puras) lo que se busca es neutralizar olores, lo mejor es decantarse por este tipo de filtros que los eliminan y que son perfectos para la cocina. Su catálogo está disponible acá.

      Con generador de ozono

      Con este tipo de filtros se liberan pequeñas cantidades de ozono. ¿Qué se consigue? Destruir el moho, así como las bacterias perniciosas en suspensión. Sin embargo, este modelo no es aconsejable para espacios domésticos (sobre todo si vive en ellos una persona asmática). Mejor dejarlo para oficinas o superficies comerciales. Puedes comprobar aquí sus ofertas.

      Irradiación de luz ultravioleta

      Entre los tipos de filtro más comunes en los purificadores de aire está el que emplea una irradiación de luz ultravioleta para acabar con todo tipo de bacterias, hongos y alérgenos. Eso sí, para lograr que su eficacia sea mayor, lo mejor es utilizarlo en aquellas estancias donde no haya demasiado mobiliario.

      En la actualidad, los filtros HEPA, complementados con filtro de carbón activo, constituyen el 63 % de la oferta del mercado para combatir la mala calidad del aire interior y están reemplazando el uso de ozono, la ionización o la precipitación electrostática.

      En cuanto a la frecuencia de sustitución del filtro, la vida útil de un filtro HEPA es limitada y se debe reemplazar en un periodo de seis meses o de un año, dependiendo de su uso y de la calidad del mismo.

      Los fabricantes especifican esta duración concreta y en algunos casos, incluso, incorporan sistemas de alarma que notifican al usuario cuándo deben cambiarlo.

      Guía de compra

      Llega el momento de tener en cuenta algunas cuestiones importantes a la hora de elegir el purificador de aire que mejor se adapte a nuestras necesidades.

      Potencia

      Los purificadores de aire suelen incorporar distintos modos para que funcionen más o menos rápido.

      Este apartado va directamente ligado a la potencia necesaria para lograrla en el tiempo que se detalla en las especificaciones -suele variar entre 60 y 200 vatios o watts (W)-. En general, cuantos más metros cúbicos se tengan que cubrir, más potencia se requerirá. Esta potencia suele darse en función del caudal de aire depurado por unidad de tiempo.

      En caso de no contar con la potencia suficiente, el purificador de aire estaría forzado a operar durante más tiempo, algo que a la larga afectaría tanto al desempeño del aparato, como a su vida útil y al consumo eléctrico.

      Tamaño de la estancia a purificar

      No todos los purificadores pensados para el hogar se pueden utilizar en la misma habitación. Es decir, algunos son adecuados para espacios más grandes y otros más pequeños.

      Por eso es básico conocer el volumen del espacio que se quiere limpiar de partículas e incluso bacterias y virus, ya que no es lo mismo depurar una habitación de 10 m³ que una estancia de 50 m³. Para eso basta con hacer una cuenta muy sencilla: multiplicar la superficie por la altura y observar la cifra de potencia de depuración que ofrecen los aparatos en sus especificaciones.

      Es importante conocer este dato para poder dimensionar nuestras necesidades de purificación, de modo que no nos quedemos cortos o invirtamos más de lo necesario en un purificador sobredimensionado.

      Nivel de ruido

      ¿Se comportan de manera silenciosa? Pasar por alto el apartado del ruido cuando se elige un purificador de aire es un error que pagaremos en cuanto lo pongamos en funcionamiento.

      Si bien es cierto que por sus dimensiones se trata en general de un aparato portátil (por lo que no tendremos problemas para desplazarlo), hay que tener en cuenta que habrá ocasiones en las que el purificador de aire esté operativo cuando estemos durmiendo o realizando actividades que requieren silencio.

      Por eso es tan importante tener en cuenta el nivel de ruido generado, especialmente si la idea es que funcione de noche y que no interfiera con el sueño.

      Lo aconsejable es buscar un modelo que sea silencioso o que disponga de un modo nocturno. Al fin y al cabo, no es lo mismo usar un purificador de aire en la habitación del bebé que ponerlo en la oficina. Pero lo que se debe comprobar en realidad son los decibelios (dB). La cifra ideal es que esté en torno a 30 dB o menos, pensando en conciliar el sueño si se va a colocar en algún momento por la noche en el dormitorio. Un dato: el ruido generado por un refrigerador en buen funcionamiento oscila entre los 30 y los 50 dB.

      Manejo y programación

      Aunque los modelos más básicos de purificadores de aire se controlan en el sitio, los hay programables y con control remoto o incluso con una aplicación para manejarlo de forma telemática. Aunque no son tan populares como los aires acondicionados o los robots aspiradores, existen algunos modelos que pueden integrarse en el hogar inteligente, de modo que podemos gestionarlo mediante un asistente de voz o a distancia cuando no estemos en casa a través de una app en el celular o la tableta.

      Tal vez te resulte interesante también saber si incluyen sensórica para que funcionen de manera autónoma, detectando variaciones en la calidad del aire y las partículas, ajustando así tanto su tiempo de operación como la potencia empleada.

      Tiempo recomendable para estar prendido

      Los beneficios del purificador de aire están claros. Sin embargo, hay que plantearse la idoneidad o no de tener el equipo funcionando las 24 horas del día los siete días de la semana. 

      Sí, los purificadores de aire están articulados de forma que es posible utilizarlos las 24 horas del día. Los siete días de la semana. Si en algún momento habías pensado que no se podía hacer estabas en un error. Sin embargo, el tiempo recomendado para su uso dependerá de la necesidad de cada persona y lo determinará el hecho de si existen fumadores, asmáticos, personas mayores o la época del año. Lo que se debe tomar en consideración es tener un ambiente libre de contaminación, bacterias y virus que perjudiquen la salud.

      Aquí también hay que valorar qué tanta energía se usa al mantener el purificador de aire encendido. Al ser aparatos electrodomésticos, necesitan una cantidad de energía para funcionar correctamente. Apagarlo y encenderlo de forma reiterada en distintas horas del día hará que el consumo sea mayor (el consumo de energía eléctrica es mayor en el momento de arrancar el sistema).

      Beneficios para la salud y ventajas

      El uso de los purificadores de aire conlleva una serie de beneficios para la salud. Estos son los principales:

      Eliminan gérmenes y bacterias

      Ya hemos visto que cualquier espacio cerrado es más propenso a la acumulación de gérmenes y bacterias, en especial si no está bien ventilado. La transmisión de enfermedades, en especial en los lugares en los que convivan un mayor número de personas, es por lo tanto más probable. El filtrado de estas partículas en el ambiente es una herramienta fundamental para asegurar un mayor bienestar. Los purificadores de aire que utilizan filtros de alta eficacia como los HEPA permiten neutralizar el 99 % de las partículas en suspensión.

      Reducen los síntomas de alergia

      En los lugares cerrados no solo se pueden acumular gérmenes y bacterias, sino también otro tipo de partículas que pueden provocar problemas respiratorios, algo cada vez más habitual. La acumulación de polvo en el aire en muebles y en textiles se convierte en estos casos en el enemigo a abatir. Los purificadores de aire con filtro HEPA de doble capa son muy eficaces para eliminar del ambiente ácaros, moho, polvo, polen o pelo de mascotas.

      De la misma forma, renovar el aire ayuda a que estas partículas no se acumulen en las superficies del hogar. Además, un pre-filtro capta las partículas de mayor tamaño, otro de carbón activo elimina los olores y un cuarto filtro de nanoplatino limpia el aire de compuestos nocivos. 

      Mejoran el descanso

      Los dormitorios son habitualmente las habitaciones de la casa en las que pasamos un mayor número de horas, aunque lo hagamos durmiendo. También son lugares muy propensos a acumular gérmenes, bacterias y partículas que dificultan la respiración. Las cobijas, edredones y cojines son objetos que capturan con facilidad este tipo de elementos en el ambiente, lo que se traduce en una respiración más deficiente durante la noche y un peor descanso.

      Los sensores inteligentes de los purificadores de aire permiten identificar las zonas con ambiente más cargado y hasta adaptar su rendimiento al número de personas que se encuentran en una misma habitación. El detector de presencia con inteligencia artificial es capaz de distinguir entre personas y mascotas para determinar las zonas a las que es más necesario dirigir el aire purificado y, en modo automático, consumiendo la mínima cantidad de energía.

      Y gracias a la función Smart Search de algunos modelos, el purificador de aire detecta las áreas de mayor suciedad para dirigir el volumen de aire a esa dirección y filtrar el ambiente con mayor eficiencia. Consumen únicamente la energía mínima necesaria cuando trabaja en modo automático. 

      Para lugares como los dormitorios, además, hay programas específicos que adaptan su rendimiento a los momentos en los que estamos durmiendo, y los filtros de carbón activo ayudan también a eliminar olores. Un aire más puro en el dormitorio ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a conseguir un descanso más profundo. 

      Adaptables y fáciles de operar

      Gracias al diseño limpio y discreto de la mayoría de los modelos, así como a su reducido tamaño (algunos incluyen un asa en la parte superior que permite su transporte de manera sencilla), los purificadores de aire pueden colocarse en distintos rincones de nuestro entorno y según la necesidad de cada momento.

      Son fáciles de operar, bastando hacer clic en uno o dos botones para que comiencen a limpiar el aire del espacio en cuestión. Tampoco los purificadores de aire que se pueden operar con una aplicación en el teléfono o en la tableta requieren una habilidad especial para funcionar.

      Desventajas

      Habiendo visto los beneficios y ventajas de un purificador de aire, se debe estar consciente de sus limitaciones cuando se compra un dispositivo de estas características, para tener expectativas realistas y saber de antemano lo que se puede esperar del mismo.

      Entre las principales desventajas de estos dispositivos cabe señalar:

      • En ocasiones pueden resecar demasiado el aire.
      • Requieren un mantenimiento regular, ya que los filtros suelen tener una duración de entre seis meses y un año, en función del modelo.
      • La reposición de los fungibles (prefiltros, filtros, lámparas de UV, etc.) genera residuos.
      • El consumo energético es alto cuando se trata de limpiar cantidades importantes de aire.
      • Pueden generar ruidos molestos o desagradables.
      • Aquellos que tienen función de ionización pueden liberar ozono como resultado de procesos químicos secundarios.
      • En el caso de limpiar el aire de espacios grandes, la compra de un purificador de aire puede resultar bastante costosa.

      Elegir el modelo adecuado a un buen precio

      Comprar un purificador de aire al mejor precio no es lo mismo que adquirir un purificador de aire a un buen precio.

      Aunque parezca casi igual no es lo mismo: el mejor precio es el más barato, pero un buen precio a la hora de adquirir un purificador es el que dará lo que se necesita gastando lo menos posible.

      Por eso es importante informarse muy bien en este aspecto para acertar en la elección (sobre todo porque estamos hablando de nuestra salud y la de nuestros seres queridos) y poder encontrar ofertas de purificadores de aire para ahorrar unos pesos. Pero cuidado con ahorrar demasiado, porque puede ser en detrimento de las prestaciones que se necesitan o acarrear pérdidas en prestaciones, durabilidad del producto, etc.

      Aunque es significativo, la cantidad que se pague por un purificador de aire no es lo más importante a la hora de elegir cuál comprar. Hay ciertas características clave para acertar en la compra del mejor purificador de aire para la casa.

      Las resumimos:

      • Tamaño y superficie de la estancia a purificar.
      • Potencia y flujo de aire.
      • Sistema de filtrado, tipo de filtro y tecnología de purificación (si tienes dudas sobre el tipo de filtro que quieres, recuerda que los filtros HEPA y los filtros de carbono trabajando conjuntamente son los más usados).
      • Resultados que se quieren obtener (¿para qué lo quieres?).
      • Nivel de ruido.
      • El temporizador ayudará a ahorrar energía.
      • Con control remoto para hacer la vida más cómoda.
      • Evita los sistemas con luz ultravioleta.
      • Número de velocidades a la que ventila el aire limpio.

      Una vez que se tengan claras las preferencias y se delimiten los modelos que las cumplen, los precios del purificador de aire estarán dentro de un rango y es dentro de este donde se debe buscar gastar lo menos posible.

      Te dejamos un listado con el rango de precios que puedes encontrar de estos equipos:

      • $2000 y $12.000 – Para alergias
      • $3500 y $12.000 – Filtro HEPA
      • $3000 y $14.000 – Carbón activo
      • $4000 y $12.000 – Ionizador
      • $2000 y $8000 – Con generador de ozono

      ¿Dónde comprarlos en México?

      Sabiendo todo lo anterior, solo queda un aspecto final: elegir el purificador de aire que mejor se ajuste a tus necesidades y a las de tu hogar.

      Te dejamos este enlace donde podrás encontrar un amplio catálogo de modelos y ofertas de estos equipos, y el contacto con  la mejor atención al cliente del mercado para que te guíen amablemente durante toda tu compra.

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *